Mille Milliards de Fourmis, el top de museografía inclusiva (parte I)

Mille Milliards de Fourmis, el top de museografía inclusiva

Durante nuestra visita a París con motivo de los premios de la Design for All Foundation hemos aprovechado para irnos de Museos al encuentro de proyectos inspiradores. Buscábamos, en concreto, proyectos museográficos accesibles que atendieran con creatividad e innovación la diversidad de habilidades sensoriales, físicas y cognitivas de todos los públicos. No buscábamos recursos de accesibilidad, queríamos encontrar una experiencia museográfica inclusiva y fué, gracias a las recomendaciones de Markus Weisen, experto internacional en cultura, museos y patrimonio accesible, que la encontramos en el Palais de la découverte.

MILLE MILLIARDS DE FOURMIS
(Mil millones de hormigas)
Palais de la découverte
Del 15 octubre 2013 al 24 agosto 2014

El equilibrio perfecto entre Originalidad y Accesibilidad Total

Imagen de una de las estaciones accesibles de la muestra
Imagen de una de las estaciones accesibles de la muestra

 

El texto descriptivo que sigue a continuación es la única alusión al carácter inclusivo de Mille Milliards de Fourmis, que hemos encontrado en el material de difusión online y que pertenece a una información relativa a servicios para los visitantes de la exposición.

“La exposición ha sido concebida teniendo en cuenta la diversidad de todos los públicos para garantizar un entorno accesible. Los audiovisuales están trabajados según los principios de diseño universal y resumen los campos temáticos de la exposición. Está dirigida a todo tipo de público, a personas con alguna discapacidad auditiva, baja visión, ceguera o personas con dificultades cognitivas. Todos los textos están escritos en macrotipografía y en Braille. Los modelos y maquetas en relieve ayudan a entender la organización de las hormigas y los detalles de su morfología. Se organizan visitas a la exposición en (LSF) lengua de signos francesa.”

¿Y por qué citamos este texto aquí?
Porque después de descubrir esta maravillosa exposición, es evidente que el espacio que se le cede (al carácter inclusivo de la muestra) en la difusión y comunicación de la misma no le hace justicia. Pensamos que uno de los valores fuertes para la campaña de difusión y comunicación de la exposición podría haber sido, precisamente, la total accesibilidad de la muestra, y que, por eso, podría considerarse a día de hoy, un referente internacional en museografía. Uno de los principales puntales de Mille Millards de Fourmis es la originalidad y compromiso con que se ha abordado la accesibilidad.

El foco de esta muestra no está puesto en las hormigas, sino en los visitantes. 
Podemos percibir que el diseño centrado en el usuario ha sido aplicado de manera transversal en todas las facetas y recursos de la exposición; el guión, la circulación, el diseño de los espacios y los recursos museográficos han sido creados desde su inicio pensando en las diferentes capacidades de comprensión de los diferentes públicos.

Los recursos de accesibilidad se perciben con naturalidad, como recursos museográficos que enriquecen la experiencia de la visita, invitando a tocar, a escuchar, a percibir el espacio de un modo nuevo.
 Los modelos y ampliaciones táctiles en 3D, recursos hápticos destinados habitualmente a personas con baja visión o ceguera son, en esta ocasión, la técnica perfecta para acercarnos a unos seres tan pequeños como son las hormigas.

¿Y, en concreto, qué nos ha sorprendido tanto?

  1. Un mediador virtual muy accesible
. 
La persona que nos acompaña durante la visita a través de las diferentes pantallas se expresa en la LSF (Lengua de Signos Francesa), el video dispone de opciones para personalizar los contenidos, por idioma en la locución y subtitulado. Os compartimos aquí el link del vídeo que encontramos nada más acceder a la exposición.

    Video accesible (en LSF) que recibe al visitante.
    Video accesible (en LSF) que recibe al visitante.
  2. 
Los contenidos de la exposición, textos y audiovisuales, tienen poca extensión y son de muy fácil comprensión.
  3. Campo de exploración visual para niños y visitantes en silla de ruedas.
  4. Las pantallas, pulsadores, mesas, maquetas…las encontramos a una altura inusual, por debajo de los 120cm. Al principio, más que incomodarnos, nos sorprende, pero nos acostumbramos sin esfuerzo y nos hace pensar en lo cómodo que debe resultar para el público habitual del Palais de la découverte, los niños.

    Imagen de uno de los audiovisuales donde se aprecia la accesibilidad de las pantallas de la muestra.
    Imagen de uno de los audiovisuales donde se aprecia la accesibilidad de las pantallas de la muestra.
  5. La ejecución de los modelos 3D, son esculturas realizadas en bronce y resinas, la muestra merece la pena ser visitada ya sólo por el hecho de poder tocar estas obras de arte.
  6. Poco audiovisual y mucha experimentación con materiales.
  7. Abundancia de asientos y sensación de confort
.
  8. Ritmo y duración de la visita adecuados.
  9. Espacios diáfanos sin intervenciones escenográficas. Queda muy claro que  la gran partida presupuestaria se la han llevado los recursos y no el mobiliario.

Mille Milliards Fourmis, estaciones multisensoriales (parte II)

…Tocar, escuchar, observar… a través de unos mecanismos únicos. El próximo lunes os descubriremos las estaciones multisensoriales.

Talleres y charlas de Avanti Studio Studio sobre museografía accesible e inclusiva

Organizamos periódicamente charlas y talleres sobre museografía accesible e inclusiva, introducción al diseño para todos y wayfinding/señalética accesible. Infórmate de las próximas convocatorias través de twitter @avantiavanti o solicítanos información a través de este correo electrónico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *